Renegociar tu hipoteca

La crisis económica ha hecho que muchas familias estén pasando por momentos delicados, sobre todo si solamente cuentan con ingresos muy bajos cada mes como para hacer frente por ejemplo al pago del préstamo de la casa. La hipoteca es uno de los mayores gastos que una persona afronta a lo largo de su vida, pero debes saber que es posible renegociar los términos de tu hipoteca y rebajar, de esta forma, la cuota mensual, con lo cual la economía del hogar podrá estar mucho más desahogada y el poder adquisitivo será mayor. A continuación te damos algunos consejos para que puedas saber qué opciones tienes para hacerlo.

-Ampliar el plazo: la idea es contar con más tiempo para poder amortizar las cuotas, con lo cual la cantidad mensual es menor. Si en un determinado momento la cosa nos va mejor, siempre podemos pagar un poco más o incluso cancelarlo por completo.

-Carencia de capital: si pasamos por un momento delicado, una buena opción puede ser la de  pagar solamente los intereses durante unos meses, sin amortizar nada de capital. De esta forma, es posible reducir la cuota incluso hasta el 70%, con lo cual es posible ganar tiempo hasta que pongamos en orden nuestra situación financiera.

-Capital diferido: se trata de aplazar una parte del préstamo hasta las cuotas finales. De esta manera, la cuota mensual se reduce y se calcula sobre el capital restante. Sin embargo no hay de qué preocuparse, ya que cuando finalmente llegan las cuotas finales, normalmente es posible negociar con el banco y ampliar la hipoteca.

-Aplazamiento de las cuotas: tampoco es necesario tener que realizar una ampliación de la hipoteca si no queremos estar pagando más tiempo, sino que es posible solicitar un aplazamiento de algunas cuotas, por ejemplo una cuota cada año. Una opción interesante para aquellas personas con ingresos irregulares que en ciertos meses no cuenten con liquidez para hacer frente al préstamo.

-Subrogación: también es posible cambiar de entidad bancaria si consideramos que las condiciones ofrecidas son más favorables. La operación entraña ciertos costes, pero si la oferta es mejor, es muy probable que nos compense.

Como puedes ver existen multitud de opciones a las que podemos recurrir si pasamos por un momento económicamente delicado, ya que de esta forma podremos pagar las cuotas de una manera más cómoda y sanear nuestra economía, sin tener que vernos ahogados antes de llegar a final de mes.

Sobre el autor

Pavel Goldfarb

Director General de Servicios Financieros Gold. Si quieres saber más sobre mí entra en mi Google +

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.