¿Qué es el fondo de emergencia?

  1. Fondo de Emergencia

Dentro de la unidad familiar un imprevisto económico es una situación que provoca un gran terror y puede tener duras consecuencias. Lo peor de todo es que como la propia expresión indica, es un imprevisto, por mucho que quieras no puedes preverlo. Si te llega desearás tener alguna alternativa con la que poder superarlo. Si la cuantía no es muy alta puede solicitar un microcrédito y ganar tiempo para conseguir el dinero o simplemente apretar el cinturón al mes siguiente.

Esto te puede salvar, pero lo recomendable es que consigas un fondo de emergencia. Es posible que este concepto te suene extraño, sin embargo es lo que llevamos oyendo toda la vida del tener un “colchón” por si acaso, pero dicho de forma técnico y con un método y objetivo más marcado. Por ejemplo, el fondo de emergencia es un dinero que debes tener a mano y en un lugar seguro. Obviamente, aunque el cajón de la mesita de noche es un sitio donde tenerlo a mano, no es nada seguro. Lo mejor es tenerlo en una cuenta bancaria aparte de donde tienes los pagos domiciliados y las tarjetas de crédito y en la que se pueda sacar el dinero sin ningún problema. Además, si conseguimos tenerla en una cuenta con estas características y que nos dé un interés periódico, por pequeño que sea.

Para conseguir el fondo de emergencia lo mejor es tener un objetivo marcado en tiempo. Por ejemplo, me gustaría tener un fondo de emergencia igual a lo que cobraría en dos meses para estar tranquilo de cara a cualquier imprevisto. Lo primero es tener claro cuánto dinero de nuestro sueldo (u otras entradas de dinero que tengamos como viviendas en alquiler) podemos destinar a ahorrar mensualmente para el fondo de emergencia. Simplemente debemos mirar todos nuestros gastos y destinar el porcentaje que queramos. Para esto, también tenemos que tener un tiempo. Si quieres tener un fondo de emergencia de 2.700€ y decido que mensualmente puedo prescindir de 150€ entonces podré tener mi fondo en 18 meses.

También podemos tener otros objetivos, pero una vez cubierto el básico que es el fondo de emergencia. Una vez lo tengas puedes seguir ahorrando para irte de viaje, dar la entrada de un coche o una casa, darte el capricho que siempre has querido. Sólo tienes que tener claro el objetivo y el tiempo en el que puedes lograrlo. Con el fondo de emergencia conseguimos ganar en tranquilidad, invertir y prevenir cualquier futuro imprevisto.

Sobre el autor

Pavel Goldfarb

Director General de Servicios Financieros Gold. Si quieres saber más sobre mí entra en mi Google +

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.