Crédito rápido: nueva moda financiera

Desde que en el año 2008 la economía española experimentara un gran retroceso, la mayoría de entidades bancarias han endurecido sus condiciones de financiación, imponiendo requisitos que no todos los solicitantes pueden cumplir. El problema es que no siempre sabemos si el banco aprobará la operación y mientras se lleva a cabo el estudio pueden pasar semanas. Es por ello que si necesitas dinero urgente, debes saber que existen otras vías de financiación como los préstamos de capital privado que ofrecen la posibilidad de solicitar un crédito rápido sin dar explicaciones, ahorrando trámites innecesarios.

Este tipo de préstamos son ideales para aquellas personas que necesitan liquidez de manera urgente ya sea para seguir manteniendo el negocio, comprar un coche nuevo, gastos imprevistos, hacer una reforma en el hogar, etc. Siendo la mayor ventaja la de poder disponer del dinero incluso en 24 horas cuando se trata de cantidades pequeñas, pudiendo amortizar el crédito en cómodos plazos. Es lo que llamamos microcréditos.

Además en los casos es los que la cantidad solicitada no es muy grande no es necesario ningún tipo de requisito. Pudiendo pedirlo incluso aunque se esté dentro del ASNEF. Y es que cualquier factura impagada (luz, agua, telefonía…) puede hacer que la persona quede incluida en esta lista, con lo cual muchas entidades bancarias se niegan a aprobar el préstamo. Sin embargo, las entidades de capital privado no tienen en cuenta estos factores.

Cuando la cantidad es mayor, la empresa solamente pide que se garantice el pago poniendo como aval alguna propiedad. Con lo cual este tipo de crédito rápido es perfecto para aquellas personas que cuenten con ingresos habituales y que puedan realizar sin dificultad el pago de las cuotas cada mes, pero que en un momento dado necesiten liquidez por cualquier motivo.

Es por todo ello que los créditos rápidos se han convertido en una alternativa muy interesante para evitar largos trámites bancarios sin saber si finalmente la operación será aprobada. Sobre todo cuando se necesita dinero rápidamente. Con la ventaja de que en muchos casos la solicitud puede hacerse incluso por Internet, sin tener que desplazarse de casa, con lo cual además la persona se evita el trago de tener que ir a la entidad y dar los motivos por los que solicita la cantidad que necesita. ¡Rápido, fácil y seguro!

Sobre el autor

Pavel Goldfarb

Director General de Servicios Financieros Gold. Si quieres saber más sobre mí entra en mi Google +

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.