Cómo sobrevivir financieramente a las navidades

Estamos ya en plena época navideña y entre otras cosas es la época en la que más venden los comercios y por tanto en la que más gastamos nosotros: cenas de navidad, regalos, fin de año, etc. Todo esto hace que el dinero de nuestra cuenta bancaria vaya bajando a un ritmo vertiginoso. Para evitarlo hay un par de pautas que nos ayudaran a frenar el gasto y no sufrir la famosa cuesta de enero sin acabar tirando de un microcrédito.

1. Adiós a los autoregalos: Según las estadísticas más del 50% de las personas se hacen un regalo a sí mismos. Podemos sentir que nos los merecemos y que un capricho una vez al año no hace daño y nos planteamos renovar el smartphone o el portátil. La verdad es que si nuestra economía no es muy holgada puede hacernos mucho daño este tipo de autoregalos. Lo mejor es hacerlo después de las fechas navideñas y programándolo para ahorrar durante un par de meses y comprarlo de una forma mucho más aliviante para nuestra economía.

2. Una lista, tu gran amiga: En una lista escribe todas las personas a las que quieres hacer algún regalo y revisa el dinero disponible que tienes para regalar. Reparte el dinero disponible entre las personas y asigna un presupuesto para el regalo de cada persona y no te pases de él. Si sigues estas reglas, podrás prever tu gasto y hacer que no influya negativamente en tu economía, ahora te queda aguantar la tentación de las tiendas.

3. Las tarjetas están prohibidas: Como ya tienes claro tu presupuesto gracias a la lista que has elaborado, puedes separar el dinero destinado a regalos. Hazlo y déjalo en un sobre, así cuando se te acabe el dinero significa que no gastarás más y que ya has llegado al límite. Las tarjetas tienen el problema de que no tienes tanto en cuenta el dinero que vas gastando, mientras que en el sobre ves como el dinero va desapareciendo a medida que lo gastas.

4. Los regalos no compran amor: Tenemos asociado que gastarte mucho dinero en un regalo significa que apreciamos mucho a esa persona. Aunque no deja de ser cierto, la realidad es que un regalo tiene mayor o menor valía en función de la ilusión que le haga a la persona recibirlo. Es más valioso el conocer a la persona y regalarle algo que sabrás que le hará ilusión que gastar mucho dinero en algo que poco le importará. Es como regalarle una pulsera de oro y diamantes a alguien que no le gusta ponerse joyas, ¿te has marcado el detalle gastándote un montón de dinero en el regalo de esa persona? Pues sí, pero si hubieras sabido que le encanta una cerveza belga muy difícil de conseguir y que no ha probado desde que estuvo hace años en Bélgica y le regalas una caja, seguro que le hará muchísima más ilusión y te habrás gastado mucho menos dinero.

Hay que recordar que en esta época lo que prima es la ilusión y compartir el tiempo con las personas a las que quieres, y esto lo puedes conseguir sin tener que pasar un enero sufrido.

Sobre el autor

Pavel Goldfarb

Director General de Servicios Financieros Gold. Si quieres saber más sobre mí entra en mi Google +

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.